Aspectos diferenciales en los buscadores web

 

Es preciso a la hora de buscar una información a través de internet tener claro el tipo de recurso que más nos va a ayudar en nuestro objetivo. Por norma general, acudimos a los recursos que más oímos o que se conocen más, sin tener en cuenta si su funcionamiento y los resultados que nos van a proporcionar son los más adecuados en nuestra búsqueda.

 

Es por ello por lo que debemos diferenciar bien entre los directorios, los motores de búsqueda y los metabuscadores.

Si partimos de la base de que los metabuscadores realizan la búsqueda de la información pedida en otros buscadores, y que para profundizar en ello, deberemos acudir a esos buscadores originales, si sabemos distinguir correctamente entre los directorios y los motores de búsqueda, el problema quedará resuelto.

 

Mientras que los directorios proporcionan una lista por categorías de sitios web con breves descripciones y uno navega a través de ellos, los motores de búsqueda no ofrecen la posibilidad de navegar más que cuando se ha realizado la búsqueda. Estas descripciones en los directorios las envían los webmasters de las páginas, mientras que la las descripciones de los resultados en los motores de búsqueda son tomadas de contenido de las paginas web indexadas.

 

El volumen de información también es dispar. Los mejores directorios web contienen alrededor de un millón de websites, ampliándose por la acción de los webmasterws remitentes,mientras que los motores de búsquedas tienen más de 250 millones de páginas indexadas, y van creciendo mediante procesos automáticos de descubrimiento de nueva información.

 

La organización de los directorios está realizada por personas con criterios propios sobre cómo organizar los temas, y hay que predeterminar a que categoría pertenece un sitio, cuando puede estar en varias categorías distintas. Mientras, en los motores de búsqueda la organización es automática, con los obvios problemas lingüísticos derivados de este proceso. Sin embargo los motores funcionan mejor cuando más extraño sea lo que queremos encontrar y más difícil cuanto más común sea lo que se busca.

 

Por línea general podemos decir que es recomendable utilizar un directorio cuando se tiene una vaga idea de lo que se quiere, mientras que un motor de búsqueda es útil cuando se quiere llegar a una pieza particular de información de manera rápida y efectiva. Las posibilidades de navegación de un directorio contrastan con la rapidez de resultados de un motor de búsqueda. Si se busca por lo general, utilice directorios, y si se desea una información particular o un concepto, el motor de búsqueda es el recurso que mejor se adecua a nuestras necesidades.

 

Volver